Ex: pal. lat que significa fuera de. Como prefijo, se coloca delante de algunos nombres para indicar lo que ha sido una persona, por ejemplo, ex presidente. En algún lugar, hace un tiempo, leí que la partícula “ex” también indica el lugar de origen, la procedencia. Es decir que aunque M. ya no es no es mi novia, desde ahora (y para siempre) yo provengo de ahí.

6 days ago

¿Me recuerdas? Soy yo, la mujercita de colores, la que te habla con ese acento que tanto te disgusta, la adicta a tu perfume, la dulce, la histérica, la que te ama, te amaba, la muerta, la de las lágrimas amargas y eternas, soy una niña ¿Me recuerdas?  Soy la única que te escribirá líneas tan puras, sólo yo tengo derecho a decirte lo cobarde que eres.

 ¿Sabes?, podrías por lo menos recoger los pedazos, duele verte ahí como si nada. Ya sé, apuesto que crees que es lo mejor para mí, ¿Debo agradecértelo?
No sé en qué pensabas cuando decidiste tirarme a la basura, claramente pensabas sólo en ti, ese es tu deporte favorito. Te regalo el más caluroso de los aplausos, los mereces.
Te envidio tanto, ya quisiera yo tener la habilidad de ser cruel, de herirte, de hacerte a un lado de una forma tan poco sutil y humillante, envidio tu libertad. Espero que sepas que no soy reciclable , no soy de papel, desgraciadamente tengo huesos, neuronas, corre sangre por mis venas, tengo corazón, veintiún años, siento y siento mucho tener que decirte que te largues, lárgate por donde llegaste, no vuelvas a tomar mi mano, no te atrevas a decirme que me amas, ni se te ocurra volver a soñar conmigo, con Emilia o Matías, no tengas el descaro de imaginar la casa perfecta   para las dos a la orilla de una playa, una rutina, mucho menos una vida juntas. Por favor no me retes a odiarte, no soy artista, pero te quiero tanto que por ti lo haría. Espero que entiendas que no te lo voy a perdonar jamás.
Estoy agonizando. ¿Me recuerdas? Se suponía que era alguien importante en tu vida. Mis piernas no  dejan de temblar, mi estómago se siente cada vez más vacío. Tu nombre cada vez duele más. No, no creo que me recuerdes, no creo que “lo sientas”, tú no sientes, no eres nadie, no eres nada más que lo que escribo.
No lo vas a lograr, no vas a encontrar una excusa que justifique tu homicidio. Este “amor” se desangró, lo heriste, lo mataste, me mataste, nos mataste, asesina.
Nunca te olvidaré, como olvidar la vez que dijiste:
-       Te voy a contar algo.
Palabras asesinas que suelen ser tu partida de cinco soldados a los que ordenas ir de avanzada, inocentes pero despiadadas, malvadas, crueles, son lo mismo que cinco puñaladas letales. No importa en qué parte del cuerpo las recibas, el dolor va a ser el mismo. Esa frase ha protagonizado los dos días más miserables que he tenido y lo realmente letal en ellas es que fuiste tú quien las envió.
No le deseo esas cinco malditas palabras a nadie más que a ti. Algún día las recibirás y sabrás que es en realidad una caída libre, una lágrima, la vergüenza, el desamor, la decepción, el arrepentimiento, ese día conocerás el dolor y entonces me recordarás para siempre.

Adiós.
2 weeks ago

A.A.A

Alma se despertaba todas días a las 8:15 de la mañana (siempre tarde).

Revisaba el celular, revisaba los correos que habían llegado a la medianoche, revisaba Facebook, revisaba Instagram, revisaba CNN, miraba al techo, miraba la puerta de la casa, miraba la poca luz que entraba por la ventana (todo siempre en este orden).  Se paraba de la cama. Abría el computador. Buscaba una canción feliz, una canción como Wake me up before you go go, por ejemplo. Se quitaba la pijama, la doblaba, la ponía encima del tanque del inodoro. Abría la llave izquierda de la ducha, esperaba a que el agua calientara ( aproximadamente 2 minutos). Metía la mano bajo el chorro. Comprobaba que la temperatura fuera la adecuada. Se metía bajo el agua en el siguiente orden: primero el brazo izquierdo, luego el hombro, finalmente la cabeza. Pensaba en Dolores. La invocaba. Recordaba lo que sentía cuando decía su nombre. Recordaba el calor de sus manos sobre sus piernas. Sentía el peso de su cuerpo  sobre el suyo como un fantasma (uno bueno). Revivía los silencios que habían existido entre las dos (y las cosas que con ellos se dijeron). Pensaba en Dolores desde que el agua la tocaba hasta que estaba seca, ni un segundo más. En ningún otro lugar. En ningún otro momento del día. 

Todo lo que hacía desde que se despertaba hasta ese momento era una preparación para el momento de invocación, no una rutina. Se despertaba para pensar en Dolores. Dolores era a lo que sabían sus mañanas. 

2 weeks ago

Mala costumbre

La mayoría de nosotros vive pensando que esto será eterno. Que somos inmortales y que las desgracias solo le pasan al de al lado. Vivimos inmersos en una ignorancia que nos hace débiles y solo lamentamos lo ocurrido cuando ya es demasiado tarde.

Y es que…

Tenemos la mala costumbre de dejar para luego, de reír poco y de querer hacerlo mañana. Tenemos la mala costumbre de echar de menos, en lugar de hacerlo de más. La mala costumbre de usar los luegos y no los ahoras. Luego te llamo, luego te escribo, luego te contesto, luego nos vemos. Y obviamente nunca llamó, nunca escribió, nunca contestó y nunca fue visto. Tenemos la mala costumbre de querer tarde. De valorar tarde. De pedir perdón demasiado pronto. Debería haber un número máximo de perdones. Perdonar nos hace grandes, de acuerdo, pero cuando tienes que perdonar todos los días, al final un lo siento se convierte en el comodín de cualquier pretexto injustificado, innecesario e inmerecido. Tenemos la mala costumbre de defender al malo y descuidar al bueno. De contar mentiras y de tener que hacer un máster para descubrir verdades. Mantenemos en nuestra vida “amigos” porque sí y llenamos nuestras agendas de compromisos a los que realmente no queremos ir. Tenemos la mala costumbre de sentirnos mal por decir no y de creernos mejores por decir si.

I_miss_you_by_mr_april

Tenemos la mala costumbre de esperar a un cáncer, a una mala noticia o a una llamada de que alguien querido se nos fue, para tomar las riendas de nuestra vida y empezar a apreciar cada puesta de sol, cada mañana que te levantas de la cama y cada luna que abrazas en tu almohada. Tenemos la mala costumbre de usar el descuido a diario, olvidando que los pequeños detalles importan, que los pequeños detalles construyen grandes caminos y que cada lunes, puede ser el mejor día de la semana. Tenemos la mala costumbre de quejarnos por todo, de culpar siempre al otro porque claro, tú eres un ser perfecto y nunca, nunca, haces nada. Siempre es la parte contraria. Decimos muy pocos te quieros y hacerlo por primera vez es como “buf que va, no vaya a ser que se asuste”. ¿Asustarse de qué? ¿Cómo una persona puede asustarse porque alguien le quiera?.

Asústate si algún día te vas a la cama sin sentir que quieres a otra persona.

Asústate el día que te vayas a dormir sin decirle a esa persona lo importante que es para ti.

Asústate cuando no le des besos a tu madre.

Asústate cuando seas incapaz de abrazar a alguien y sentir esa sensación tan extraordinaria que producen los abrazos.

Asústate cuando las defensas de tu cuerpo se hayan vuelto inmunes al dolor ajeno.

Y cuando veas una injusticia y no hagas absolutamente nada para remediarlo.

Asústate cuando pases un solo día sin ayudar a alguien.

Asústate de verdad, porque créeme. Estás muerto.

Y es que…

Tenemos la mala costumbre de trabajar demasiado, de cargar con una mochila llena de cosas innecesarias y de comer más de lo que nuestro cuerpo necesita. Tenemos la mala costumbre de creernos mejores que los demás, de bailar poco, fumar mucho y respirar a medias. Tenemos la mala costumbre de ir caminando por las calles de nuestra ciudad mirando al suelo, o a nuestro teléfono móvil. ¿Alguna vez te has dado cuenta de lo bonitos que son los edificios de esas calles por las que pasas a diario? Por no hablar de la luz de las estrellas.

5863482_fTuP1igt_c_largeTenemos la mala costumbre de empezar el gimnasio la semana que viene. De cuidarnos cuando ya es demasiado tarde y de tomar vitaminas cuando estamos enfermos. Tenemos la mala costumbre de creer que el pelo de aquella es mejor que el nuestro. Que su suerte es nuestra desdicha y de compararnos como si fuésemos presa de alguien que busca en comparadores de Internet. Tenemos la mala costumbre de medirnos por nuestros estudios o por nuestra altura. De confundir la belleza con la delgadez y de creernos que no somos capaces de conseguirlo, porque alguien una vez así, nos lo hizo creer. Y no fue nadie más que tú mismo.

Tenemos la mala costumbre de apuntarnos a clases de idiomas, cuando ni siquiera dominamos el nuestro. De querer conocer mundo y viajar lo más lejos posible cuando aún, nos quedan lugares maravillosos por descubrir en nuestra propia tierra. Tenemos la mala costumbre de contaminar el mundo y de lavar la ropa en vez de nuestras conciencias. Tenemos la mala costumbre de escuchar poco y hablar demasiado. De dar consejos y juicios de valor sin ser conscientes del poder que pueden llegar a tener nuestras palabras. Dejamos demasiado pronto y tenemos muy poca paciencia. Objetos de usar y tirar, sin importarnos lo más mínimo su destino. Tenemos la mala costumbre de creernos que lo sabemos todo. Cuando realmente, no tenemos idea de nada.

Whatsappeamos mucho,

dormimos demasiado

y follamos poco.

Nos pasamos media vida o vida entera, soñando esa vida perfecta que nos gustaría tener. Cuando somos ajenos a que realmente la vida perfecta es ahora. Es cada momento, cada instante de los segundos que marca el reloj de tus días. Es cada oportunidad, cada sonrisa, cada beso y cada vez que te enamoras. ¡ENAMORÉMONOS TODOS LOS DÍAS DE NUESTRA VIDA! No pongas barreras a tu corazón y deja los prejuicios para aquellos que llevan el cartel de cobarde escrito en tinta permanente. Ni con disolvente se va.

Empieza a acostumbrarte a esta vida que a veces es dura. Terriblemente dura. Pero no te lamentes ni te vayas nunca a la cama habiendo hecho daño alguien. Habiendo dejado para luego esos ahoras que nunca llegaron. No habiendo cumplido ese sueño que tanto querías, no habiendo hecho unos kilómetros de más ese día porque tu cuerpo estaba cansado. No permitas que alguien fallezca para luego recordarlo y decirle mirando su foto, cuánto le querías. No dejes que la rutina o la sensación de eternidad descuide lo verdaderamente importante de tu vida.

En definitiva, no dejes que la mala costumbre sea la invitada de honor en los días que te quedan por vivir a partir de hoy.

Ama ahora, no mañana.

3 weeks ago

Hola, hace unos 7 años conocí a una persona que que se convirtió en mi mejor amiga, mi confidente, mi apoyo. Su papá fue un gran artista y dejó un legado hermoso sobre un proyecto que se llama la FLORCORAZÓN el proyecto se fundamenta en la falta de amor en el mundo y las ganas de un soñador por regalar amor. En la página puedes encontrar información más detallada sobre el proyecto.
Igual debes estar preguntándote que tienes que ver tu ahí… Bueno pues siempre he querido agradecerle a mi amiga por estar en los momentos que más la he necesitado y además siempre me ha enamorado la idea de regalar amor.

Hoy quiero revivir un poco el proyecto y pedir que con tu talento me ayudes, francamente no tengo dinero ni nada material que pueda ofrecer a cambio, pero tengo amor y de eso se trata esto.
Se trata de tomar la flor corazón y apropiarse de ella, tomarle una foto, imprimirla, pintarla, duplicarla, agrandarla, proyectarla, escribirle una canción, regalársela a su suegra, a su amigo, a un taxista, a su enemigo o un desconocido…

Pegarla en una pared o llenar una pared de florescorazón, hacer un graffiti, una animación, un jardín en su casa, en el colegio o donde su tía, pintarla en la cara de su hijo, hacer una camiseta, ponerla en un su website, hasta si quieres hacer una de esas cadenas de eMail cursis…todo sirve, todo va, se creativo, sin miedo.
Este es el link:http://www.separtedeljardin.org/

Compártela de cualquier forma, es para usted, para mí y para nosotros.


Espero que como yo te enamores de este proyecto y me ayudes a revivirlo  Te mando un abrazo y una flor corazón.
Lo ideal es que me envíes tu arte por este medio o a mi correo: anagramaoso@gmail.com.
Muchas gracias por todo siempre!!! Mucho amor para ti!

3 weeks ago

Bésame. Píntame de garabatos. Enrédate. Y no dejes de sonreír(te). Me voy a dormir. Apretando el labio. Dando vueltas. Y no, no escapes muy lejos. Que le jodan al vertigo. Yo sólo pienso en rodar por el campo. Y en llenarte de garabatos. Me da igual lo demás. De veras. Estoy cansada de vértigos propios. Un día te daré besos y ya no habrá miedo. No corras, por favor.

Porque.

Estos latidos.

Son tan patadas

y tan caricias a la vez, a mí me gustan mas las caricias.

Miedo-miedo-miedo y a veces puede ser miedo.

Todos tenemos patadas. Pero lo bueno es que conmigo ya no hay lucha. Dame un poco de tu miedo, yo te lo transformo. Preciosa. Me haces cosquillas por dentro. Y yo ya he estado aquí y sé cómo sigue esto.

1 month ago

Pensaste que me merecías, que era demasiado buena para ti. Pensaste que algo malo definitivamente iba a ocurrir. Pensaste que si ahora sonreías mañana ibas a llorar. Pensaste y no te diste tiempo de sentir. Pensaste y se te olvidó ser feliz.

1 month ago